¿Cómo conseguir un permiso de trabajo?

permiso trabajo documentos
Please follow and like us:
periódico buscar trabajo
©www.fotolia.de

El primer paso es conseguir un permiso de residencia, obligatorio además si se va a estar más de 3 meses en el país y, para ello, primero has de registrarte en la Oficina de Registro de Residentes (Einwohnermeldeamt) de la localidad o bien en el ayuntamiento (si eres ciudadano de la UE, solo será necesario registrarse) y en ese momento podrás rellenar los papeles para pedir el permiso de residencia, considerando que se tiene una VISA obtenida anteriormente en la embajada alemana del país de origen.

Los documentos necesarios para la solicitud del permiso serán:

–          Documento Nacional de Identidad o Pasaporte

–          2 fotografías tamaño carnet

–        Registro de residencia

–         Documento del seguro médico

–        Prueba de poder mantenerte: contrato de trabajo, carta de alguna empresa, ayuda de alguna beca en el caso de ser estudiante o prueba de tener recursos suficientes. En el caso de aquellos que vayan a trabajar por su cuenta no será necesario esta prueba.

–         Certificado de Salud para el permiso, el cual se obtiene en la Oficina de Salud de la localidad (Gesundheitsamt)

–         Certificado de buena conducta (se obtiene en las autoridades policiales del país de origen o bien en embajada o consulado de Alemania)

Todos estos documentos se presentan en la oficina de inmigración y tardan alrededor de 1 o 2 semanas en procesar la solicitud, tiempo durante el que tendrás un certificado en el cual consta la espera de tal solicitud.

Permiso de trabajo:

 

  • En el caso de ser estudiante no es necesario este permiso pero, sin embargo, tienen unas horas limitadas para trabajar: 90 días al año con una jornada de 8 horas diarias, o bien 180 días al año a media jornada (4 horas diarias). Por otra parte, los ciudadanos de la UE tampoco necesitan este permiso y éstos tienen los mismos derechos que los alemanes en cuanto a salarios y condiciones laborales, vivienda, formación profesional, seguridad social y uniones sindicales.

 

  • Por el contrario, si no eres ninguna de las dos cosas anteriores, sí se necesita un permiso el cual varía dependiendo del tipo de trabajo a realizar: trabajo no cualificado o cualificado, trabajo altamente cualificado o trabajo independiente. En el primer caso, el permiso será concedido solo si hay un acuerdo internacional previo o si está ya autorizado por disposición legal. Para un trabajo cualificado se concede el permiso para determinadas profesiones (las cuales constan en disposiciones legales) y, en caso particulares en los que hay interés público, se concede un permiso de residencia básico para poder trabajar. En cuanto a un trabajo altamente cualificado (científicos especializados, profesores superiores, cargos directivos, etc) se requiere que ya haya sido aprobada la oferta de trabajo por la Agencia Federal de Trabajo. Por último, para el trabajo independiente se concederá un permiso de residencia básico siempre que la inversión no sea menos de 1 millón de € y se creen al menos 10 puestos de trabajo.